Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

EL ESTADO NO DEBE RESTRINGIR SINO FACILITAR LA TRANSICIÓN HACIA ENERGÍAS RENOVABLES

Paolo Lugari, director del Centro Experimental Gaviotas, pidió durante una nueva versión de la Cátedra Garavito gran libertad de acción para la ciudadanía para implementar energías renovables, y al Estado “que no cree normas burocráticas inútiles que impidan la transición de estas energías”.

“La mejor política pública es dar la libertad al individuo para que microdescentralice la energía y la función del Estado debe ser la de facilitar y no la de llenarnos de decretos y restricciones que impidan la revolución pacífica de energía que le queda pendiente a Colombia”, subrayó.

Lugari, defensor desde hace décadas de estas fuentes energéticas, añadió que en Colombia hay más de un millón de viviendas en donde es perfectamente factible instalar celdas solares, de tipo monocristalino o policristalino, con lo que prácticamente se estaría reemplazando, con menores costos económicos y ambientales, la primera etapa de Hidroituango, que es de un millón doscientos mil kilovatios.

“Las energías renovables son las únicas que nos permiten a la larga tener una atmósfera que conserve su estabilidad bioquímica y que, en vez de contaminarnos, nos acaricie el cuerpo. Casi todas las energías renovables están en costos muy similares a las energías tradicionales, el hecho de que las celdas solares fotovoltaicas hayan bajado a esos precios que antes eran inimaginables, debe podernos dejar hablar de microdescentralización de la energía eléctrica”, afirmó el experto.

ENERGÍA SOLAR DEBE SER EL EJE

Para Lugari, aunque debe haber un aprovechamiento múltiple de distintas energías limpias, indiscutiblemente y a día de hoy, la energía solar directa, es la que debe prevalecer.

“Destaco la energía solar aprovechada a través de celdas solares fotovoltaicas y al mismo tiempo el calentamiento solar de agua. Fácilmente el 10 o 12 % de la electricidad colombiana se gasta en calentar agua. Y si en Colombia se puede hacer contratos masivos de calentadores solares para un millón de viviendas, uno puede hablar que tendría un costo aproximado al de una instalación de gas natural, con la diferencia de que nunca va a pasar una factura mensual o bimestral”, sostuvo el director del Centro Experimental Gaviotas.