Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Primera Ingeniera Civil Universidad Nacional de Colombia - Bogotá 18 Diciembre 1948

A la edad de 98 años, falleció en Bogotá el pasado 11 de octubre GUILLERMINA URIBE BONE DE STELLA, primera mujer en recibir el título de Ingeniero Civil en la Facultad de Matemáticas e Ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, el sábado 18 de diciembre de 1948, de acuerdo con el Acta de Grado N0. 779; es decir, hace 70 años.

Nació en Ciudad de Guatemala, era hija de Guillermo Uribe Echevarría, de origen vasco y experto contable, y de María Teresa Bone Romero, oriunda de Guatemala y de ancestros ingleses, y tuvo siete hermanos. Sus hermanos mayores fueron Antonio (aviador), Rebeca (ingeniera química de la Universidad Pontificia Bolivariana, primera mujer en Colombia en obtener el título de ingeniera, 19 de octubre de 1945), y Helena (médica de la Universidad Nacional de Colombia, 1947); menores fueron Carmen, María Teresa, Roberto (médico de la Universidad Nacional de Colombia, 1957) y Jorge, los dos últimos nacidos en Medellín.

En 1928, viajaba con su familia a Argentina, donde su padre planeaba trabajar, e hicieron una escala en Medellín. Finalmente, allí se quedaron. Terminó su bachillerato en 1941, en el Instituto Central Femenino, y la familia viajó a Bogotá. Tuvo el apoyo paterno e ingresó a la carrera de ingeniería civil en 1943. Eran 40 estudiantes, y el primer año lo cursó en las instalaciones del Instituto Técnico Central, para luego trasladarse al Campus de la Ciudad Universitaria. Había otra mujer estudiando ingeniería civil, Rosalba Pachón Gómez, quien terminó materias en 1944, pero se graduó en 1948, después de Guillermina.

"En 1949, ingresó de tiempo completo al Ministerio de Obras, sección de Edificios Nacionales, donde compartió actividades con tres ingenieros más, especialmente en el área de proyectos. Su primer trabajo fue para el Edificio de Correos del Valle; posteriormente, tuvo que revisar el diseño del Estadio Olímpico de Santa Marta, proyecto dirigido por un ingeniero alemán. En el Ministerio, permaneció dos años, el primero antes de graduarse y el segundo ya graduada.

A partir de ese momento, se dedicó a su esposo y sus hijos. Se había casado en último año de carrera con Francisco Stella Ibáñez, también ingeniero civil, graduado en 1949, y con quien tuvo nueve hijos. Tradición familiar, siete de ellos estudiaron carreras universitarias: Francisco (ingeniero eléctrico, Universidad de Los Andes, 1973), Nicolás (físico, Universidad Nacional, 1986), María del Carmen (arquitecta, Universidad Nacional, 1978), Luz María (licenciada en Pedagogía, Universidad Pedagógica Nacional, 1978), María Teresa (arquitecta, Universidad Católica, 1981), María del Rosario (técnica en dibujo arquitectónico superior, Universidad Javeriana, 1973, y economista, Universidad Javeriana, 1992), y Guillermina (abogada, Universidad de Los Andes, 1983). Los otros dos hijos son Elena y Guillermo.

"En palabras de Guillermina, “Mi papá estaba adelantado para la época, por eso nos estimuló muchísimo. Él tenía un pensamiento sobre la mujer más amplio”. Así respondió a la periodista Eliana Nieto Rodríguez, del Proyecto Código de Acceso de El Tiempo.com, el 6 de marzo de 2004, con ocasión del artículo Las primeras universitarias.

(Investigación realizada por Marcelo Enrique Riveros Rojas, Profesor Asociado y Emérito, Departamento de Ingeniería Química y Ambiental).